Currículo
 
Nuestro Colegio comprende el currículo como un conjunto de percepciones y acciones que orientan todo el proceso educativo, mediando entre la teoría y la práctica, con el objeto de transformar los enfoques, programas, didácticas, contenidos y acciones, en concordancia con las necesidades contextuales y pretextuales pero que esencialmente nos permitan preparar para pensar lo impensado.

 
Pedagogía(s)
 

Recordemos que el Colegio propone una educación multiactoral. Eso significa que somos conscientes de que la labor educativa no se mueve a dos bandas: profesores – estudiantes. Antes bien, la educación es el resultado de una interacción fructífera entre la familia, el colegio (directivos, docentes, administrativos, servicios), estudiantes y medio en el que cada uno se desenvuelve.

Este hecho plantea una situación intimidante pero también esperanzadora: el conocimiento no es una construcción individual sino colectiva, social. Ha sido la idea central de un modelo pedagógico, si lo puede llamar así, denominado socioconstructivismo. Tal modelo comprende que la educación es un hecho continuo en el que interactúan tres niveles de estructuración social: la sociedad educativa, la comunidad educativa y la comunidad de aprendizaje.

 
 

El modelo socioconstructivista se caracteriza por una tríada de dimensiones que interactúan para favorecer los procesos de aprendizaje: la dimensión constructivista, que pone su acento en el aprendizaje a partir del sujeto que aprende; la dimensión social, que clarifica las condiciones de la relación entre pares; y la dimensión interactiva, con respecto a la inclusión de los elementos contextuales al desarrollo del conocimiento.
 
 
Estrategia Evaluativa
 

El Colegio Nuestra Señora del Rosario Funza comprende la evaluación como un proceso sistemático y riguroso de recolección de información que abarca el transcurso del mismo, y que provee una oportunidad continua de aprendizaje que facilita la trasformación personal y cultural en la institución y extra-escolarmente.

El Colegio Nuestra Señora del Rosario Funza adopta como sistema general la evaluación criterial o evaluación por criterios de desempeño, compatible con la educación por competencias que ofrece la Institución. La evaluación criterial adopta como eje fundamental la concreción de criterios de evaluación que se comprenden como “campos de conducta bien definidos” y que formulados de modo concreto y claro ayudan a establecer los puntos exactos sobre los que se desea evaluar. La estrategia se hace efectiva a través de una “matriz de evaluación”.

 
Ver ejemplo de matriz de evaluación ( Documento word 179 kb )
 
 

Una matriz de evaluación es una herramienta que posibilita la valoración/evaluación y en la cual se hacen explícitos los criterios que cuentan en el proceso evaluativo (piénsese en los propósitos, la organización, los detalles, la mecanización) y se articulan los grados de calidad para cada criterio que pueden ser expresados de manera “cualitativa” (siguiendo el decreto 1290 del 16 de abril de 2009) o “cuantitativa” (con números de 1 a 5).